NO TENEMOS LINEA
SOMOS PURA CURVAS

María Galindo
Mujeres Creando

Instaladas más acá y más allá de la relación única, exclusiva y obsesiva con el Estado.

Huidas del juego demanda-víctima-concesión, que es la relación única en la que se han colocado históricamente los movimientos sociales. Mujeres Creando ha abierto en nuestra sociedad, otras formas de hacer política, otros escenarios para hacerlo y otros escenarios temáticos desde donde hacerlo.

Estamos instaladas en el centro de las sensibilidades sociales comunicándonos desde las zonas de placer y de dolor de la sociedad con todos los sectores sociales imaginables.

No interesa que seamos cuatro locas, no interesa que como voz contestataria nos coloquen la etiqueta de marginales o minoritarias porque no nos deseamos, ni nos pretendemos complacientes con ninguna mayoría. No caemos en el proselitismo y por eso no apelamos sino a la desobediencia y la provocación.

Somos un referente de rebeldía cuya dimensión no tiene límite de edad, de color de piel, ni de sexo; un referente de rebeldía, contestación y alegría que se nutre de nuestras tercas, histéricas y constantes transgresiones y que se abre camino subterráneo dentro y fuera de todas las instituciones sociales, incluida también la Iglesia.

"ser maricón es una opción, ser corrupto es la degeneración".

Muy a pesar de toda la homofobia1 social que ha presionado por encasillarnos como un movimiento de lesbianas, nosotras hemos trascendido esos esquemas cientos de veces sin dejar de ejercer todas las identidades que nos habitan simultáneamente y que celebramos públicamente. Somos un movimiento de "indias, putas y lesbianas, juntas, revueltas y hermanadas". Esto quiere decir, que no nos quedamos en el grito de afirmación de la diferencia, hacemos de la diferencia un pedazo que se completa en la relación de solidaridad con la otra diferente, desdibujando las separaciones de odio que el patriarcado nos enseña a asumir como propias.

"un pene, cualquier pene, es siempre una miniatura".

Muy a pesar de la misoginia2 social que ha pretendido encasillarnos como un movimiento de odio contra los hombres, nuestro discurso y nuestras manos agarran atrevidamente el cuerpo sacralizado del varón para humanizarlo y eso provoca explosivos debates entre padres, curas, policías, hermanos, vecinos, amigos y amantes.

"queremos todo el paraíso, no el 30% del infierno neoliberal".

El neoliberalismo logró domesticar a los movimientos sociales hasta el punto que cada uno debía responder a un guión de demandas y temáticas, así surgió una supuesta agenda de derechos de las mujeres. Agenda en la que nosotras nunca entramos: no somos un movimiento de reivindicación de derechos y espacios dentro del sistema y por eso fuimos tan fieras a la hora de cuestionar las cuotas que las mujeres desde los partidos reclamaban. Nos hemos concentrado en el esfuerzo inconcluso de analizar las formas de opresión que pesan sobre nuestra sociedad, entendiendo que aquello que determina la subordinación de las mujeres no puede ser visto parcialmente sin tocar los privilegios de raza, edad, opción sexual, como si todas las mujeres tuviéramos intereses comunes basados en la biología de nuestro cuerpo.

Somos y hemos sido parte de los procesos sociales y políticos regalando a las luchas creatividad y fuerza expresiva. Así fue como en las jornadas de octubre marchamos a contra corriente por las calles del Alto y La Paz regalando esta recontra- amada frase: "las putas aclaramos y declaramos que ni Sánchez de Lozada, ni Sánchez Berzain son hijos nuestros".

“la utopía es ciega y camina a tropezones, es sorda y habla a gritos, el color de su piel es tan blanca como morena y es que nosotras......
no tenemos línea, somos pura curvas".

Si quieres más información de las Mujeres Creando puedes encontrarla en:

www.mujerescreando.com
www.mujerescreando.org

Para contactarnos:
mujerescreando@alamo.entelnet.bo

Virgen de los Deseos
Calle 20 de octubre n. 2060
Entre aspiazu y j.j. perez
La Paz – Bolivia

Tel. 00591-2-2-217440 o 00591-2-2-413764

Virgen de los deseos es nuestra casa autogestionaria. Allí tenemos también un alojamiento donde puedes quedarte en caso de que pases por el país.

1. Prejuicio social de rechazo contra personas homosexuales

2. Postura de odio a las mujeres y a todo lo que de ellas viene